dis-parados al mundo

 

Desde antaño el hombre ha tenido un impulso particular por cruzar las fronteras de las naciones, en un intento por llegar a todos los rincones del planeta y vencer esa tentación permanente de acceder a todo.

Hoy somos testigos de una serie de transformaciones en todos los aspectos. Por un lado, los cambios psico-sociales, reflejados en la curiosidad de los individuos de experimentar nuevas vivencias, ansiedad por la independencia, la autonomía, el despegue de la familia y de las instituciones académicas, la búsqueda permanente de lo nuevo,  lo sorprendente, y el desarraigo se han convertido en los pilares de la nueva era.  Por otro lado, los cambios estructurales en los hogares, donde cada vez hay menos familias y más personas que viven solas o en pareja constituyen factores que contribuyen a buscar trabajo y vivir en el extranjero.  Nada de esto tendría trascendencia si no es situado en el contexto histórico-social y económico que nos toca vivir, con el gran protagonismo de la globalización, este fenómeno que desdibuja las fronteras antes conocidas y barre con los obstáculos físicos al ofrecernos medios de comunicación que conectan los extremos del mundo en cuestión de horas. Pero así como contamos con estas ventajas, la macroeconomía mundial y el sistema capitalista moderno que nos gobierna llevan continuamente a tener situaciones de crisis, y ella es hoy una realidad en España y en algunos puntos de Europa que obliga a una significativa porción de la población a buscar nuevos horizontes en el extranjero.

En vistas de esta realidad, que por momentos puede ser muy oscura y angustiante, hoy contamos con los recursos y la tecnología necesarios para llevar a cabo un proyecto de esta envergadura, siendo que la era post-moderna que nos nuclea nos obliga prácticamente a dar este gran salto y darle espacio a “Dis-parados”, donde intentaremos proporcionarte toda la información que necesitas para trabajar,  conocer testimonios, obtener documentación, entre tantas otras secciones. Parafraseando al periodista argentino Julio Orione, la información constituye el elemento clave en la constitución de los lazos sociales y en la estructuración de las sociedades, en este caso una sociedad digital. No es posible concebir una vida sin conexiones interpersonales transfronterizas, las distancias ya no son las de años atrás. Si hoy encuentras distancias, éstas ya no serán meramente físicas, el único límite eres tú mismo, tu pasividad. Tienes todos los caminos abiertos para lanzarte y convertirte en un ciudadano del mundo.

Las exigencias actuales han llevado a los individuos a encontrarse en una extraña disyuntiva. Así como tú, quien quiere volar y comenzar una nueva vida ha pensado en sí mismo, ha sido impulsado por el individualismo exacerbado que caracteriza al siglo XXI. Sin embargo, y es aquí donde se encuentra la gran controversia, estos planes no podrían llegar a buen puerto si no fuera por la colaboración y la solidaridad de aquellos que ya lo han hecho. Esto nos lleva a pensar que, quizás, no estemos tan solos en este mundo, sino que somos engranajes de un gran dispositivo universal que funcionará mejor gracias a la participación activa de aquellos sedientos de experiencias nuevas, fascinantes y desafiantes.

Victoria Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s